Siempre en México, el gobierno confirmó que las nuevas medidas para evitar el robo de combustible están dando buenos resultados.

Según cifras oficiales, los robos disminuyeron de mil a 30 por día.