El tribunal supremo electoral concluyó el proceso de impresión y traslado de las papeletas de votación para las elecciones presidenciales del próximo 3 de febrero.

El proceso fue verificado por la fiscal electoral, quien aseguró que el traslado se dio con normalidad.