Y ante lo ocurrido con este material electoral, los partidos políticos llamaron al tribunal supremo a tomar las medidas necesarias para garantizar transparencia y orden para el evento presidencial.

Dijeron que se deben establecer las condiciones para que la gente vaya confiada a votar el 3 de febrero.