La Policía de España capturó a 57 miembros de una organización criminal que distribuye droga en Europa y África.

Las autoridades también incautaron 10 toneladas de droga y tres millones de euros.