El gobierno con la cooperación de Canadá y las naciones unidas lanzaron el programa de protección de niñas y adolescentes contra la violencia sexual y las uniones tempranas.