Las lluvias disminuirán durante los próximos días, luego que el huracán Michael se alejara de Centroamérica y tocará tierra en Estados Unidos.

Sin embargo, aún existe riesgo de deslizamientos y desbordamientos de ríos, según advirtieron especialistas de Medio Ambiente.