La SIGET presentó el nuevo reglamento de calidad de servicios de telefonía y transmisión de datos, que busca beneficiar a los usuarios.

Entre otras cosas exige a las empresas estándares de calidad en la atención al cliente y castiga a las que realicen cobros o facturaciones indebidas.