Gabriel Soto rompió el silencio luego de las declaraciones de Geraldine Bazán, sobre la actual novia del actor.

“Ya basta de insultar, basta de agredir, basta de faltarnos al respeto como seres humanos, sobre todo si la gente no sabe cómo fueron las cosas. La gente juzga, creo que nadie es Dios para juzgar, creo que la gente falta al respeto, creo que nos debemos respeto como seres humanos y, les digo, sin saber cómo fueron las cosas. Es un punto importante decirle a la gente que ya basta de insultar, ya basta de juzgar, como si ellos fueran qué. Les recuerdo que la vara con la que mides y con la que juzgas es la misma vara con la que serás juzgado, entonces realmente ya basta de tanto insulto”, afirmó

“Yo no suelo ventilar mi vida privada, saben ustedes que soy muy hermético en ese aspecto, porque creo que hay una línea muy delgada en ese aspecto. Creo que todos como actores nos debemos ese respeto, tenemos una vida privada, somos seres humanos como todos ustedes y realmente no me gusta ventilarlo mucho. Lo que quiero decir es que creo que me han orillado a dar mi versión de las cosas porque se ha especulado mucho, ustedes saben que mi relación con Geraldine de 10 años fue de muchos altibajos y que lo que me llevó a mi divorcio, y lo digo categóricamente, fue toda la difamación, toda esta situación en la que me había encontrado, todas estas especulaciones, todas estos señalamientos que se hicieron en torno a un caso que ustedes ya saben”, concluyó.